Imprimir
PDF

El hurón: una mascota cosmopolita (parte 2)

 

Control de la reproducción

En hembras

El 50% de las hembras que entran en celo y no son montadas por un macho, se mantienen en celo. Con ello, los niveles de estrógenos en sangre se mantienen elevados más tiempo de lo esperado (el celo debería durar máximo 1 mes), desencadenando en el organismo de la hurona, una intoxicación por estrógenos que afectan:

1. A la médula ósea, produciendo una disminución grave de las células sanguíneas que desencadenará anemia, problemas de coagulación por falta de plaquetas (hematomas corporales, heces en sangre, problemas nerviosos por hemorragias en meninges) e infecciones secundarias por falta de células defensivas.

2. A los folículos pilosos, produciendo caída pelo.

3. A la vulva, produciendo agrandamiento y secreción.

4. Al animal, produciendo debilidad e inapetencia. A la larga se producirá su muerte.

Para evitar esto, se recomienda la Ovariohisterectomía (extracción de ovarios y útero) a partir de los 6 meses de edad para dar tiempo al animal a desarrollarse totalmente y disminuir el riesgo de que el animal padezca alteraciones hormonales a la larga, debido a una castración prematura.

Si el animal entra en celo antes de la cirugía, y este dura más de un mes, el veterinario inhibirá este celo con la medicación adecuada y dispondrá la fecha más indicada para la cirugía.

En machos

La castración es la extracción de los testículos y se lleva a cabo a partir de los 6 meses, por las mismas razones que en las hembras.

En los machos suele realizarse:

1. Para evitar marcaje territorial mediante orina

2. Para evitar cierta agresividad que puede tener origen sexual.

3. Para disminuir el olor corporal, que depende en gran medida del estímulo hormonal producido por las hormonas sexuales en las glándulas sebáceas responsables del olor.

 

Control del olor

Con la castración se elimina gran parte del olor, pero hay gente que también quiere aprovechar la cirugía para eliminar las glándulas anales. Estas glándulas son internas y se localizan alrededor del ano. Producen un líquido amarillento y espeso que el hurón elimina cuando defeca y en momentos de miedo o excitación muy puntuales. Por lo tanto, su eliminación no reduce el olor normal del animal y no es recomendada de rutina.

Limpieza auricular

Los hurones suelen crear mucha cera en los oídos y es recomendable eliminarla con líquidos especiales que os facilitaremos cada 1-2 semanas dependiendo de lo rápido que forme cera el hurón.

 

 

 

Ana Belén Palaín


Add this to your website